esp

Preparación

Gofres vienen en varios sabores y formas. Pero ¿conoces la receta de un verdadero gofre tipo Bruselas o Lüttich. ¿Y cuál es la composición de la masa para un gofre de mantequilla perfecto?
¿Cómo preparo un verdadero gofre tipo Bruselas?

Descripción del tipo de masa:


Este gofre grande y rectangular se diferencia por tener huecos cuadrados profundos para preparar galletas muy ligeras y crujientes de masa de bizcocho con núcleo blandito.
 
Esta masa es bastante líquida y se hace con harina, huevos, mantequilla, leche, agua, levadura fresca, sal y vainilla. A esta masa se le añade azúcar.

Este gofre se come caliente y con guarniciones dulces o sabrosas. La forma clásica de servir un gofre de Bruselas es cubierto de azúcar en polvo y/o nata montada.
¿Cómo preparo un sabroso gofre tipo Lüttich?

Descripción del tipo de masa:


El gofre Lüttich, también llamado gofre de azúcar, es más pequeño y pesado que el gofre tipo Bruselas. La forma es rectangular y las esquinas están redondeadas hasta formar un óvalo.

La masa se prepara con harina, azúcar, levadura fresca, huevos y mantequilla (a veces se añade también vainilla o canela). Esta masa resulta más sólida que la masa para el gofre tipo Bruselas y se amasa añadiendo azúcar granizado para hacer un gofre tipo Lüttich. Después se corta la masa en trozos pequeños. La gran cantidad de azúcar que lleva hace que se caramelice ligeramente ya durante el horneado de este gofre en la parte exterior, y se suele servir sin acompañamiento.

Los gofres Lüttich pueden servirse tanto calientes como fríos y se suelen comer con las manos en plena calle.
¿Cómo preparo un buen gofre de mantequilla?

Descripción del tipo de masa:


Estos gofres suelen ser pequeños y redondeados, y pueden prepararse para queden crujientes o blanditos.
Esta masa es semisólida y está hecha de harina, huevos, azúcar, vainilla, sal, levadura y mantequilla fresca.Estos pequeños gofres resultan ideales a la hora del café y suelen servirse sin acompañamiento por su alto contenido en azúcar.
 
Pueden guardarse perfectamente en botes para galletas cerrados durante unos cuantos días.